Pellejo

“Nada como jugarse el pellejo a lo tonto para darse cuenta de cuánto vale en realidad y de lo asustados que vivimos por peligros que son sólo posibilidades”

Primer bombazo de esta ñusléter de Guangxi: en esta carrera hay público. Bastante más que en cualquier prueba UCI española de categoría .1 o similar. Las inmediaciones de la salida de hoy en Beihai, por ejemplo, estaban razonablemente atestados. El problema es que entre los espectadores y la carrera no sólo están tres filas de vallas que crean dos pasillos: también un cordón de policía y militares para controlarles. El resultado es una separación efectiva de unos diez metros que se carga cualquier atmósfera. Me imagino a un chavalito de Guangxi que esté como yo estuve en su día, enamorado del ciclismo y sin ningún tipo de conocido en el mundillo ni en las autoridades. Yo podía ir a la Clásica de Almería para acercarme a los ciclistas con mi maillot de Kelme y mi libreta de autógrafos. Él no puede.

Sigue leyendo

Anuncios

Beihai

“Y tengo mal de altura, y aquí vuelan pájaros de oro” (Gustavo Cerati)

Llegué a Pekín el martes a las 15:00 hora local, chispa más o menos, después de un día entero de viaje. De Granada a Madrid me llevó un Blablacar conducido por una chica preciosa que canta en Youtube y un segundo pasajero que fue jugador de fútbol y ahora ejerce de marketero. De Madrid a Doha volé, vi tres charlas Ted y escribí unas 10 páginas de Word. Fue entre Doha y Pekín que empecé a escuchar a personas dejándose en carne viva la garganta, arrancándose flemas que luego escupían en una bolsa de papel, y sentí que me adentraba en China. Porque sí, esa es uno de los efectos más habituales en la banda sonora de este país.

Llegué a Pekín el martes a las 15:00 hora local, chispa más o menos, y el cielo estaba completamente gris. La cola de visados se encontraba atestada, con varios millares de criaturas esperando a que sus documentos fueran sellados debido a que estaban siendo escrutados más de lo normal porque estos días se celebra el congreso del Partido Comunista Chino, en el cual se decide el destino de China para el próximo quinquenio. En la cola conocí a un italiano que trabaja en una empresa de maquinaria industrial y me explicó que el cielo estaba así debido a la polución, sí, pero que también había nubes. De todas formas, pensé, qué valientes los que disputaron la Vuelta a Pekín de 2011 a 2014 con el desasosiego de competir bajo un manto de contaminación.
Sigue leyendo

Ashgabat

“Ilnur dice que el año pasado su padre murió. Ilnur intentó ganar por padre. Su gran sueño era honrarlo, recordar a su padre… que murió… Intentó ganar por su padre. Y también su madrastra… Porque su madrastra murió hace seis meses y eso fue una gran, gran tragedia en su familia…” (Alexander, sospecho que médico de Team Katusha-Alpecin, traduciendo para mí a Ilnur Zakarin en la cima del Angliru)

Periodísticamente he vivido momentos muy buenos en esta Vuelta. El mejor fue la noticia del Movistar Team femenino, uno de esos momentos en los que se hace valer una trayectoria profesional. Sin embargo, averiguar, contrastar y revelar una información en un podcast no tiene la intensidad de escuchar a una persona abriendo su historia.

Sigue leyendo

Bic

“Sabemos que Aru probablemente deje el equipo este invierno, pero queríamos ser correctos con él y mostrarle respeto hasta el último momento. Por eso hemos dejado a Pello Bilbao con él cada vez que se ha descolgado en una subida aunque Bilbao es ahora mismo más fuerte que Aru y le ha tenido que llevar hasta meta tres veces ya. Si no respetáramos a Aru, le hubiéramos dejado que se las arreglara solo. En lugar de eso, le hemos apoyado para que termine lo mejor posible en la general” (Alexander Shefer)

La imagen de Fabio Aru afanado en una ofensiva absurda y cogiendo geles del coche neutro es el mejor resumen posible de cómo han sido las últimas 48 horas para el sardo. Todo comenzó cuando, en la mañana del miércoles, descubrió que su bicicleta no llevaba el plato de 36 dientes procedente para superar Los Machucos sino el 39 estándar. De inmediato cogió la bici de repuesto, que sí llevaba el 36. Con ella compitió.

Todo podría haber quedado ahí. El típico fallo que sucede porque puede suceder, porque hay 15 bicicletas que arreglar y 4 mecánicos cansados para hacerlo, así que una puede quedarse sin tocar por simple error. Los miembros del cuerpo técnico de Astana lo explicaban así. “Quien no hace nada no se equivoca nunca”, resumía uno de ellos. Y os garantizo, por mi experiencia, que estas cosas pasan habitualmente y sin mediar mala fe.

Todo podría haber quedado ahí. Y sin embargo Aru se enfadó y contó lo sucedido a Gazzetta, coronado con una frase grandilocuente: “Si quieren que me vaya a casa, que me lo digan directamente”. Se confirmaban así esas informaciones que aseveraban que había cierto mal ambiente dentro del equipo kazajo toda vez que su líder no es una persona fácil de gestionar y encima se marcha al Team UAE Emirates.

Sigue leyendo

Kondrotas

“Un-fucking-believable. It’s absolutely mindblowing. Couldn’t be happier” (Rick Delaney)

El dueño y auspiciador de Aqua Blue, Rick Delaney, tiene pinta de millonario ocioso. Melena rubia bien cuidada y peinada para atrás, porte impecable pese al pantalón corto perenne. Llegó a la meta de Los Machucos media hora después de que su corredor Stefan Denifl la cruzara victorioso; sin embargo, todavía le duraban la euforia y las ganas de gritar abrazando a los miembros de su equipo. Para Aqua Blue, una estructura que fue invitada a la Vuelta sin avales deportivos y en su primer año de existencia por razones que todavía no alcanzo a comprender pero sirvieron también para que Velon le llevara a las Hammer Series, la buena imagen que ha mostrado en las 16 etapas anteriores ya era un éxito. El triunfo de Denifl es ya la apoteosis. Al austríaco yo lo fichaba siempre en el Cycling Manager, por cierto, así que no puedo evitar sentirme partícipe de su victoria.

Sigue leyendo

Aquiescencia

“Estamos en el final de un bloque de competición muy duro, con dos etapas seguidas bastante exigentes, y sinceramente creo que todos los ciclistas que tenían energía la han gastado ya” (Chris Froome)

Me ha decepcionado la actitud de los favoritos en Haza Llanas. Esperaba unas tácticas muy agresivas ya desde Güejar Sierra y en lugar de eso hubo aparente tranquilidad y, a excepción de Stetina, todos los demarrajes pensaban en la etapa. Creo que merecía la pena intentar aislar a Froome, someterle a una situación de estrés que le indujera a fallar como en Formigal o Antequera. La imagen de medio centenar de corredores coronando juntos fue demoledora para mis expectativas.

Puedo comprender por qué sucedió desde el punto de vista táctico: el descenso desde la cima hasta Monachil era demasiado sencillo y proclive para un reagrupamiento. Puedo comprender por qué sucedió desde el punto de vista humano: las declaraciones de Froome retratan a las claras lo exigente que ha sido la segunda semana de Vuelta, con tres finales en alto de entidad, dos jornadas de mal tiempo y sólo Tomares para respirar. Sin embargo, como espectador a veces carezco de empatía y me pienso que el ciclismo real es un videojuego. A estas alturas debería esforzarme por leer las carreras también desde el punto de vista de los ciclistas…

Sigue leyendo

Capitano

“Fabio seguirá siendo nuestro líder hasta el 31 de diciembre. Estaría feo no dar la oportunidad de luchar por victorias de etapa a Miguel Ángel López, que está muy fuerte… Pero nuestro ‘capitano’ sigue siendo Aru” (Bruno Cenghialta, director de Astana)

Las palabras de Cenghialta son curiosas por dos motivos. El primero: chocan con la realidad percibida cuando Pello Bilbao tiraba, extraordinario en su labor de acercar el grupo de favoritos a cabeza de carrera, mientras Fabio Aru sufría a cola. El sardo partió como líder de su equipo celeste en Nîmes, y dio argumentos favorables para sus opciones en la etapa de Andorra. Desde entonces parece estar declinando. El mal día de David de la Cruz le ha permitido avanzar un puesto en la general provisional; sin embargo, la situación más allá de los números es que no pedalea entre los tres o cinco mejores, sino en ese desagradecido tramo del sexto al décimo. El segundo motivo por el cual las palabras de Cenghialta son curiosas es por la admisión implícita de que Aru dejará Astana al final de esta temporada.

Sigue leyendo