Quizá se quieren, pero sobre todo se necesitan

Tras varios meses de silencio, sólo rotos para realizar anuncios en busca de ‘publicity’ y contento para sus patrocinadores personales, Alberto Contador apareció ayer en ‘El Partido de las 12’ de la Cadena COPE para ser entrevistado por Alcalá, Larrañaga y el especialista en ciclismo de la emisora de Radio Popular, Rubén Martín.

En el fondo, volvió a ser una aparición destinada a ocupar espacio en los medios y seguir presente en el imaginario colectivo. Contador no se tambaleó ni un instante en la cuerda argumental sobre la cual hace funambulismo en cada uno de sus intervenciones públicas; ni un soplo de viento, ni preguntas insidiosas ni intervenciones de oyentes, perturbaron su paseo, su equilibrio.

Repitió los eslóganes habituales: “El sistema no funciona“, “la norma del clembuterol está obsoleta“, “no sé cómo mas puedo demostrar mi inocencia“, “estoy comprometido al 100% con la lucha contra el dopaje“. Y es lógico. El pinteño no puede decir mucho más sobre su sanción, igual que un cocinero no puede contar mucho más sobre sus platos. Y, cuando se pide el mismo filete una y otra vez, la consecuencia obvia es que su sabor termine por ser demasiado familiar.

El interés de la entrevista radicó más bien en las preguntas sobre lo deportivo. Allí Contador si brindó alguna novedad a través de la ratificación de rumores y noticias que ya habían sido apuntados en algunos medios. Confirmó, por ejemplo, su hoja de ruta al volver de la sanción: Eneco Tour (6 al 12 de Agosto), Clásica de San Sebastián (14 de Agosto), Vuelta a España (18 de Agosto al 9 de Septiembre) y, si es seleccionado, los Mundiales de Limburgo (semana del 23 de Septiembre). Respecto de estos últimos, declaró que sentía que la crono podía venirle “bien“, al contemplar “repechos y cambios de ritmo“. Para la cita de fondo, en cambio, consideró que había españoles más aptos de cara a ésta y citó a Samuel Sánchez y Alejandro Valverde.

Seis ofertas… pero una es prioritaria

El otro punto candente de la entrevista llegó cuando Rubén Martín contó la oferta de 32 millones de euros por cuatro años que hizo Astaná a Contador en invierno de 2009 y el madrileño reconoció la existencia de “seis ofertas de equipos grandes” interesados por incorporarle en los meses finales de 2012, siendo desveladas las propuestas de Movistar y Saxo Bank. El ¿tres? veces ganador del Tour de Francia disipó cualquier especulación al declarar que su “prioridad” es Saxo Bank por haberle “apoyado en todo momento, de forma incondicional, sabiendo lo que había“.

No podía ser para menos, en el fondo. Es la única posibilidad que cuadra para él: su calendario está cerrado, sus gregarios contratados con la escuadra danesa, incluso la marca de bicicletas que le esponsoriza personalmente (Specialized) es patrocinador de Saxo. Demasiadas circunstancias. En cualquier otra escuadra Contador no tendría a sus hombres de confianza y, salvo en OPQS, tampoco su bicicleta. Y quizá tampoco ‘feeling’ con el staff, una condición muy importante para alguien que valora mucho el entorno.

La dependencia de Saxo Bank

Si por parte de Contador no cabe otra escuadra, por parte de Saxo Bank no cabe otro ciclista. Riis asumió un riesgo terrible al contratar al pinteño, y efectivamente casi paga las peores consecuencias. Ahora mismo tiene un equipo desangelado, carente de chispa e incluso víctima de una mala suerte increíble que proporciona enfermedades y lesiones a sus mejores hombres. Pero podría ser incluso peor, si la UCI los hubiera sacado del World Tour legitimándose en que dos terceras partes de sus puntos de mérito se habían evaporado con la sanción del ‘Pistolero’.

Así las cosas, con el sueldo de Contador inmaculado en la caja fuerte y sin posibilidad de ser invertido en otro corredor, no queda sino contratarle. Y no por un asunto de puntos (puesto que, anulados los resultados precedentes, sólo sumaría los conseguidos a partir de agosto de 2012), sino porque es el único corredor capaz de aportar valor deportivo a una escuadra que no tiene ciclistas entre los 100 primeros del CQ Ránking de esta temporada, sólo cuenta tres clasificados en el UCI World Tour individual (Tosatto, Boaro y JJ Haedo, estos dos últimos con un solo punto) y es ‘farolillo rojo’ de su versión por equipos.

Así, Riis y Contador se esperan con los brazos abiertos. El pinteño habla de prioridades; Anders Daamsgard, portavoz de Saxo Bank, comenta que quieren que regrese con ellos de la sanción y “tienen motivos para ser optimistas” en las negociaciones entre ambas partes. Sólo la duración de contrato puede suponer un escollo a la hora de certificar el regreso de Alberto Contador a una escuadra donde, más que quererle, le necesitan.

Transcripción completa de la entrevista a Contador anoche en ‘El Partido de las 12’

Foto: Nils Melvang (AFP) / El País

Anuncios

3 comentarios en “Quizá se quieren, pero sobre todo se necesitan

  1. A día de hoy, efectivamente, es así. Son dos años sin computar sus puntos del ránking de mérito. Aunque, según parece, Movistar se está moviendo para intentar evitar la sangría que esto les supondría sin Valverde y por eso se trata un poco el tema como estando en ‘stand-by’.

    Eso no quita que todo dios -especialmente Saxo Bank- esté corriendo a la búsqueda desesperada de puntos (fueron a Taiwan, defendieron el segundo puesto de Boaro en La Sarthe como si les fuera la vida…) por si no ocurre este cambio en la normativa, que por cierto tiene una aceptación muy alta entre el mundillo sobre tdo anglosajón y desde hace bastante tiempo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s