Orbea: cinco años de cantera

16 de Febrero, Arueda.com

En 2005, la creación de la categoría continental permitió en España la salida a las carreteras de cuatro modestísimas formaciones que con más ilusión que dinero tomaban la alternativa en el profesionalismo. Eran Andalucía – Paul Versan, Catalunya – Ángel Mir, Spiuk y Orbea. Cuatro temporadas después, Andalucía es un equipo profesional de nivel medio. Catalunya y Spiuk no tuvieron la misma suerte y, mientras los primeros veían su proyecto hundirse en el segundo año de funcionamiento, los segundos duraron dos más y se debieron renunciar a continuar este invierno. En cuanto a Orbea…

Orbea continúa, tras casi cinco años de travesía, igual que al principio. Nació como una estructura intermedia entre el campo amateur y el ProTour, como el lugar donde los mejores jóvenes vascos vivieran un tiempo de transición antes de dar el salto al Euskaltel. Y vive como tal, sirviendo de trampolín para corredores que, como Alan Pérez ó Iván Velasco, se adaptaron en él al profesionalismo antes de entrar en la élite del ciclismo mundial de la mano del equipo grande de la Fundación Euskadi.

“La labor de formación de Orbea es algo positivo, no hay más que fijarse en la procedencia de muchos de los corredores que ha fichado Euskaltel en los últimos años”, puntualiza nuestro cicerone para la ocasión Eriz Ruiz de Erentxun. Eriz tiene 24 años y la temporada pasada empezó a competir en el seno del equipo Orbea. “El salto de aficionados a un equipo ProTour sería muy duro sin más, un par de años aprendiendo el oficio en un equipo continental vienen muy bien”, continúa.

A todo esto, ¿quién es Eriz sobre la bicicleta? “Diría que soy un buen rodador, combativo y sin problemas a la hora de hacer de gregario para otros. Se me dan un poco mal los sprints, no los gano ni llegando solo, y las grandes rampas; aunque si las piernas me responden puedo luchar en todo tipo de terreno”. El simpático corredor alavés afronta la temporada con la vista puesta en el Pro Tour: “Siempre piensas en dar el salto. Más al empezar el año, que todo son ilusiones”.

La vista puesta en el Pro Tour. Ese objetivo hace a Orbea renovar casi la mitad de su plantilla cada invierno. El ciclista tiene un par de temporadas para demostrar su valía y capacidades durante un calendario centrado en las carreras españolas sin descuidar incursiones en terreno francés. Si no lo hace, debe buscarse una salida y dejar el hueco a otro corredor que intente conseguir su pasaporte al Pro Tour.

De la plantilla del año pasado, Unai Uribarri y Eladio Sánchez han dejado el equipo en dirección a la retirada. Igor Romero se ha recalificado con Baqué; David Martín Velasco e Iván Melero han encontrado acomodo en Rock & Racing y Burgos Monumental, respectivamente. Mikel Nieve y Sergio De Lis, por su parte, han conseguido lo que les llevó a Orbea a principios de 2008: dar el salto a Euskaltel.

¿Quién o quiénes serán los siguientes en hacerlo? Eriz hace su apuesta: “Jonathan Castroviejo puede ser el hombre a seguir, desde hace tiempo viene con muy buenas referencias y ya el año pasado lo hizo muy bien. Todos los que renovamos [Sesma, Minguez, Olano y Eriz, amén del ya mencionado Castroviejo] debemos dar un paso adelante”. Sin duda alguna, el vizcaíno Castroviejo es el más aventajado: excelente rodador, con ciertas cualidades para el terreno quebrado, es seguramente quien tiene un mayor futuro por delante; si bien es cierto que el jovencísimo escalador Miguel Mínguez o nuestro entrevistado Eriz Ruiz de Erentxun también parecen atesorar potencial suficiente para desarrollar una buena carrera profesional.

Por otra parte, se incorporan al equipo desde el campo amateur la friolera de ocho ciclistas, todos ellos menores de 22 años. De ellos el más destacado es, seguramente, Ricardo García, que sube desde Naturgás avalado por sus aptitudes para la escalada y una cierta punta de velocidad. Su compañero de equipo en aficionados Ibón Lavín, por su parte, es un buenísimo escalador cuyas referencias resultan prácticamente inmejorables. La lista de incorporaciones la completan los rodadores Joseba Larralde (Bidelan), Mikel Illundáin, Eneko Echeverz (Naturgás) y Beñat Urain (Debadarrena) y los pistards Andoni Blázquez (Bidelán) y Romain Sicard, oriundo este último del País Vasco francés. Estos serán los mimbres a partir de los cuales construir nuevos ciclistas válidos para el máximo nivel.

Cuatro temporadas ya al pie de cañón, primero dirigido por Jon Odriozola y después por Álvaro González de Galdeano, lleva el equipo Orbea. Cuatro temporadas forjando jóvenes promesas, para las cuales “el salto de aficionados a un equipo ProTour sería muy duro sin más” y que aprovechan al equipo como trampolín antes de iniciar una fructífera carrera profesional. Y culminar así un sueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s