Crueldad sin necesidad de honra

Dice Borja que en el ciclismo corren dioses airados, pero yo diría que en realidad son héroes frenéticos buscando esa condición de dioses airados. Héroes sin medios, a veces también sin fines, pero con un objetivo: trascender.

No entiendo que Sky se haya comportado de una forma tan cruel“, dijo en meta Eusebio Unzué a Laura Meseguer. El técnico navarro aún estaba perplejo porque Alejandro Valverde, la joya de su corona, había sido descabalgado de la bicicleta y el liderato por un ataque de los británicos, buscando un abanico con una peligrosa maniobra que estrechó el pelotón y tuvo por consecuencias ineludibles los roces y la caída de unos veinte ciclistas entre los que se contaba medio Movistar.

Más crueldad: el movimiento fue liderado por Juan Antonio Flecha, ejecutado por Xabi Zandio y Rigoberto Urán, planificado por el director deportivo Nicolas Portal. Todos antiguos integrantes de la escuadra navarra; los tres últimos, incluso, ex compañeros de Valverde. El murciano fue al autobús de Sky y les espetó: “Estoy jodido. No me lo esperaba de vosotros“. Antes, en Cope, había hablado de antideportividad y falta de cojones. Mientras tanto, Flecha y ‘Purito’ escurrían el bulto, escudados en que ignoraban el infortunio de ‘Bala’. La diferencia entre ambos fue que Katusha cesó de tirar cuando Intxausti avisó de la circunstancia, mientras Sky continuó apoyado de manera desconcertante por BMC, súbitamente convencido de las condiciones de Steve Morabito.

Quizá vengaban afrentas de tiempos pasados, algo siempre presente en el complejo e intangible código del ciclismo. Porque, si en los duelos en pistola era poco honroso apuntar con esmero al cuerpo del contrincante o rematarle cuando se hallaba herido, en el deporte de la bicicleta la venganza suele servirse tan fría como fina, y el escudo de la legitimidad es amplio, amplísimo. Así que no hubo piedad a la hora de hacer revivir a Valverde aquella situación de Suances, de tirar por detrás desesperado mientras el pelotón desfilaba en el horizonte.

Las prisas de Valverde detrás de Sky eran las de Luis Ángel Maté y sus cuatro compañeros de fuga delante. Merced al difícil terreno de salida, la fuga se había hecho de galgos: Maté, Jesús Rosendo, Assan Bazayev, Tony Martin, Simon Clarke. Todos con buen motor y, en mayor o menor medida, ambición por trascender. El ‘Lince Andaluz’, sabedor de que el maillot rojo estaba a su alcance si la complacencia cundía en Movistar, tiró hasta vaciarse. La joya de 13 minutos de ventaja que contaba la fuga a 40 km de meta fue reducida a quincalla de 6 por la crueldad de Sky. No había mucha esperanza de lidearto Valdezcaray arriba, aunque sí quedó un margen para la victoria que aprovechó el infravalorado Clarke para conseguir su primera victoria desde junio de 2008.

Hubo más historias en la etapa, como los ataques vanos de Contador, el extraño brillo de Nicolas Roche, la celebración a destiempo de un Marcos García que mostró hoy su mejor versión de siempre o la desacostumbrada solidez de Juanjo Cobo que, como suele sucederle, se ha descartado demasiado pronto. Aunque ninguna como las derivadas de ese movimiento cruel de Sky, legítimo porque su frenesí inició antes de la mala suerte, pero cuya honra es cuando menos discutible.

Fotos: Graham Watson – Vuelta a España

Anuncios

No es tan “fácil”

¿Cuántos corredores están capacitados para luchar por la victoria en el Tour de Francia? Siendo realistas, pocos. Apenas seis o siete, diez como mucho, de los 500 que componen el pelotón World Tour; por no incluir la categoría Profesional, donde está claro que no hay nadie capaz en condiciones normales de vestir el amarillo en París, aunque quizá el año que viene tengamos en la categoría a Contador o Andy Schleck…

Por eso, porque sólo hay un Tour y apenas unos pocos capaces de ganarlo, ese perfil de mirlo blanco es tan valioso y codiciado. Alejandro Valverde desea cumplirlo, pero está por ver que sea capaz de ello. Las capacidades del murciano, imponderables por altas, le sitúa sin asomo de duda en el elitista grupo de los superclases; sin embargo, aunque sus características han demostrado ser adecuadas para ganar clásicas de las Ardenas y una ronda de tres semanas de perfil bajo como la Vuelta a España, el Tour… es otra cosa… Más después de año y medio parado. No es tan “fácil”.

El mismo Valverde lo asume, situando desde el principio su objetivo en ocupar algún escalón del podio, sin mirar directamente a lo más alto por si le deslumbrara el fulgor amarillo. Ciertamente, no se ve desde dónde puede acceder al primer cajón en este Tour de Francia: sin bonificaciones, que en finales como el de hoy en Bologne-sur-Mer serían una mina de tiempo; con más de cien kilómetros de contrarreloj, perniciosos por mucho trabajo específico que haya realizado; asumiendo que la alta montaña para Valverde no es terreno donde acumular ventaja sino para resistir… ¿Quizá algún movimiento táctico avezado? No es tan “fácil”.

Y eso que Movistar, si tiene algo, es un equipo profundo, fuerte, para forzar la carrera a calambrazos por encima del impulso continuado y anestésico de Sky. Juanjo Cobo, vigente campeón de la Vuelta a España a pesar de todo, sigue teniendo los plomos activos y sin ofrecer motivos para la preocupación; si sigue en esta línea, puede estar entre los diez mejores en la montaña de esta ‘Grande Boucle’. Rui Costa tiene un aura similar, aunque más agresiva. El rebelde Kiryienka, los ‘largos’ Karpets y Plaza, rodadores expertos como Iván Gutiérrez y Erviti, un genio abnegado como Rojas… Volcando sus esfuerzos en Valverde son un bloque temible. Pero claro… No es tan “fácil”.

Foto: This Is Our Sport – Festina

Cobo no correrá el Tour… pero quizá sí el Giro

El ganador de la Vuelta a España 2011 Juan José Cobo no correrá el Tour de Francia ni tiene aún la seguridad de participar en el Giro de Italia según ha declarado Yvon Ledanois, director deportivo del equipo Movistar, al portal francés Velochrono. De esta manera, el ‘Bisonte de la Pesa’ sólo tendría la defensa del título obtenido en la pasada Vuelta como cita fija en su calendario para la temporada 2012. El porqué de esta cambio de planes es explicado por Ledanois de forma escueta: “Quizá vaya al Giro, pero no estará en el Tour porque hoy en día es difícil disputar dos grandes vueltas consecutivas“.

Esta nueva planificación contrasta con la indicada en la puesta de largo del ciclista cántabro, en la cual se afirmó que tomaría parte en las grandes rondas francesa y española tras realizar un principio de temporada tranquilo, sin carga de competición. También va en contradicción con las intenciones expresadas por el propio Cobo en la presentación de la Vuelta a España, donde afirmó que el Tour era su “principal objetivo“, aunque “con la idea de llegar fresco a la Vuelta“. Curiosamente, el ‘Bisonte’ también declaró que “hoy en día se pueden hacer dos ‘grandes’ sin problemas“.

Así, parece que en los últimos meses ha habido un cambio de mentalidad en el cuadro técnico de la escuadra telefónica. Éste probablemente vaya orientado a distribuir el calendario de sus dos grandes líderes, Juanjo Cobo y Alejandro Valverde, de forma que estos alternen sus picos de forma, acudan como líderes únicos a Giro y Tour respectivamente y sólo coincidan en la Vuelta a España, en la cual se enfrentarían a Alberto Contador.

Por lo pronto, sus inicios de temporada han sido bastante distintos entre sí. El murciano sació su sed de competición y triunfo en Tour Down Under, Vuelta a Andalucía y París-Niza; cató la frustración a través de una caída en la Volta a Catalunya y ahora se recupera en casa pensando en las clásicas de las Ardenas. Cobo, por su parte, sólo ha completado la Vuelta a Murcia tras un invierno complicado por la desaparición de Geox y afrontará este sábado el GP Miguel Indurain.

Foto ©: Movistar Team