Cav is right

“No sé, la verdad… Yo debería haber estado en cabeza y me he encontrado en mitad de un pelotón caótico. Llegué al último kilómetro el 30. Estoy muy decepcionado con mis últimos hombres hoy, en realidad. Tuve que hacer mucho por mí solo. Mi lanzamiento hoy no fue bueno. No suelo decir esto, pero tendremos mucho que hablar esta noche.”

Mark Cavendish, en Velonews

Vaya por delante que no he podido ver la etapa en directo; que sólo puedo juzgar en base a lo leído y a este vídeo de la resolución de la carrera. Pero me da la sensación de que Cavendish tiene razón: el lanzamiento de OPQS ha sido bastante malo.

La carencia de Stybar (o Van Keilsbruck) hace que el ‘treno’ pierda su posición; cuando abre paso a Tony Martin es demasiado tarde, el alemán va muy lento y, cuando rompe el hombre de Vacansoleil, se le caen las pegatinas. En ese momento Niki Terpstra, que llevaba tiempo perdiendo y ganando el rebufo de Martin, se extravía a mitad del pelotón con Steegmans y Cavendish a su rueda.

Bajo el banderín del último kilómetro, los hombres de OPQS viajan en torno a las posición 30 del grupo. El campeón holandés intenta rehacerse, pero el trazado sinuoso hace inútil cualquier esfuerzo colectivo y también a Steegmans. Cavendish se empieza a jugar el físico y logra llegar a recta de meta lanzado y en relativa buena disposición, en torno al 15º lugar; remonta hasta la rueda de Ciolek, que en un momento dado le frena, y concluye 5º.

Ese sería el sumario de los hechos. La conclusión sería que a Stybar (o Van Keilsbruck) le faltó motor; Martin, que debería haber iniciado su relevo lanzado por St (VK), no tuvo capacidad de reacción; y Terpstra, penúltimo vagón del ‘treno’, falló en varias ocasiones y no pudo enmendar sus errores por lo intrincado del último kilómetro. Conclusión: OPQS estuvo deficiente y, por tanto, Cav tiene motivos para no estar contento.

Otra cosa es si resulta conveniente quejarse en voz alta, ante los medios, señalando a sus coequipiers como culpables de su no-victoria. Los trapos sucios es mejor lavarlos en casa. Reprender a sus gregarios en una señal de liderazgo muy clara, pero también una licencia excesiva para alguien que lleva apenas tres meses dentro del equipo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s