Creatividad

Las tareas hay que afrontarlas en momentos de inspiración y creatividad; si no, son un suplicio. Por eso, para escribir hay pocos momentos más propios que un viernes por la noche de vacaciones, en una terraza sugerente y amplia, rodeado de mosquitos que pican…

De picotazos se sirvió el año pasado Europcar durante el Tour de Francia según pesquisas de la policía francesa reveladas por L’Équipe.  Es una noticia de escaso valor, una maquinación: la típica charla sobre dopaje previa al Tour, momento de máxima afluencia en el auditorio ciclista que aprovechan las autoridades de la lucha contra la trampa para sacar pecho de sus méritos, que son muchos y muy buenos como dice Mario Zorzoli, policía metido a ladrón, o viceversa.

Comentarios vanos aparte, la actuación del conjunto dirigido por Jean-René Bernadeau en el pasado Tour fue tan lesiva para la lógica que difícilmente se repetirá. Para empezar, el flamante 4º clasificado en París, todo un creativo como Thomas Voeckler, se descarta de inicio de cara a la general: fastidiado de la rodilla, tanto que no podía doblarla hace diez días, afirma estar dispuesto a ejercer de gregario para Rolland.

Pierre Rolland, de la región de Loiret como Madame Bovary, tiene un punto menos dramático que su coequipier y su paisana pero promete emociones fuertes. Flamante ganador en Alpe d’Huez en 2011, derrotando a Samuel Sánchez, Jelle Vanendert o Alberto Contador, lleva toda la temporada construyendo su fondo físico con un ojo puesto en la Grande Boucle: 45 días de competición con una victoria el tercero, una etapa de la Estrella de Bèsseges. Su deber es refrendar su calidad de escalador, si bien su director elude cargarle de responsabilidad de cara a la general y prefiere que piense en conseguir victorias parciales, lamentando que la ausencia de Andy Schleck quizá le perjudique por restar un punto de azar, creatividad, a la carrera.

Entre los otros artistas de Bernadeau sobresale Christophe Kern, la incógnita, el paradero desconocido. Estarán dos jóvenes, Gautier y Jérôme, listos para destaparse; dos ciclistas exóticos, el japonés Arashiro y el guadalupeño Yohann Gené; la combatividad de Giovanni, el hijo de Bernadeau; y, como remate, un italiano que ha entrado en el gusto del cuerpo técnico ‘verde’, Davide Malacarne. A partir de ahí, cuánto nos asombraremos o epataremos en julio dependerá de la inspiración de este Europcar, de su creatividad y de los mosquitos.

Foto: Team Europcar / Presse Sport

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s